Pizza

receta-pizza-ido

La pizza hecha en casa no tiene nada que ver con una comprada o congelada, si además de hacer la masa preparas tu propia salsa de tomate el resultado va a ser inmejorable. Hacer la masa de pizza en casa, al contrario de lo que pudiera parecer es muy fácil y no se mancha casi nada. Yo utilizo la receta de “la cuchara de plata” el libro considerado como la biblia de la cocina italiana y sale muy bien.  Hoy os doy la receta básica de una pizza margarita, pero lo bueno de hacer pizza en casa es  que la puedes hacer de los ingredientes que más te gusten.

Te quedará más autentica si utilizas harina 00 o harina para pizza con semolina, pero también se puede hacer con harina común. Esta la hice con harina común porque era la que tenía en casa y queda igual de buena.

El color rojo del tomate se debe a que contiene licopeno, un antioxidante que nos protege ante enfermedades cardiacas. Los tomates tienen un gran contenido en agua y muy pocas calorías, son ricos en fibras si se toman con piel y  además tienen vitaminas B,C y A y minerales como el potasio, fosforo y magnesio.

 

INGREDIENTES

Para una pizza

-250 gr de harina

-120 ml de agua templada

-15 gr de levadura fresca

-Sal

-Aceite de oliva virgen extra

-Salsa de tomate

-1 bola de mozarela fresca

-Parmesano recién rallado

-Albahaca

 

PASO A PASO

1/Para hacer la mas de pizza tamizamos la harina en un bol grande y le añadimos una cucharadita de sal. Cogemos 120ml de agua caliente del grifo (no hace falta que esté hirviendo, solo templada) y disolvemos la levadura en ella. Se lo añadimos a la harina y amasamos pimero en el bol y luego sobre la encimera hasta formar una bola uniforme. Siempre hay que tener más agua y harina a mano por si hubiera que rectificar de una o de otra. También lo puedes amasar con la ayuda de un robot, pero a mano se hace muy fácil. Cuando tengamos una bola, la volvemos a poner en el bol, le hacemos un corte en forma de cruz y la tapamos con un trapo de cocina. Lo dejamos a temperatura ambiente durante 3 horas. En ese tiempo doblará su tamaño.

2/Mientras va reposando la masa,  podemos preparar una salsa de tomate casera para la pizza. Yo preparé la mía utilizando 3 tomates maduros, dos dientes de ajo, media cebolla, aceite de oliva, sal, azúcar y albahaca. Primero freímos los ajos y la cebolla picados en un poco de aceite, hasta que queden bien dorados, luego añadimos el tomate picado, la sal y un pellizco de azúcar. Lo dejamos freír a fuego vivo durante unos 20 minutos o hasta que haya evaporado el agua y quede una mezcla concentrada. Cuando lo tengamos con la textura deseada, añadimos una rama de albahaca, lo dejamos cocer otros 5 min, la retiramos y trituramos el tomate. Este tomate para pizza tiene que quedar bien sabroso, así que condiméntalo bien.

3/Una vez pasadas las tres horas, sacamos la masa del bol y le quitamos el aire amasándola un poco sobre la encimera. La colocamos sobre un papel de horno y con las manos o con la ayuda de un rodillo la estiramos bien fina hasta cubrir la bandeja. Crecerá bastante el horno así que déjala bastante fina.

4/Úntala con un poco de aceite de oliva y pon la salsa de tomate por encima. Espolvorea parmesano recién rallado por encima de toda la pizza y luego pon trozos de mozarela fresca.

5/Hornea a 220ºC con calor arriba y abajo durante aproximadamente 30 minutos o hasta que veas  que el pan está hecho. Te recomiendo que pongas la pizza en la parte de abajo del horno para que no te quede la masa de pan cruda.

6/ Cuando salga del horno añádele unas hojas de albahaca fresca

receta-pizza-ido

receta-pizza-ido

 

Deja tu comentario