Albondigas de remolacha y setas

receta-albondigas-de-remolacha-y-setas

Con la remolacha siempre me pasa lo mismo, me gusta en ensalada pero a parte de eso, no sé con qué cocinarla, así que no suelo comprar.

Este año algunos amigos con huerta nos han regalado remolachas y me he propuesto ampliar el recetario para aprovechar todas las remolachas que tenemos en casa.

Ya he hecho varias recetas y ha habido de todo, éxitos y fracasos. El fracaso ha sido una tarta red velvet de remolacha que ha salido preciosa pero con sabor a tierra y entre los éxitos, el más rotundo, han sido estas albondigas que han encantado a todos los que las han probado.

Buscando inspiración, encontré esta receta de albóndigas en el blog de beingbiotiful de Chloé (blog precioso y súper recomendable, sin duda, uno de mis favoritos) y me animé a probarlas haciendo algunas modificaciones. Quedan muy sabrosas y al hacerlas al horno, preparas un montón de ellas de una atacada. Puedes usar esta misma receta para preparar hamburguesas pero así mismo, sin añadirles nada más, están muy ricas.

La remolacha oxigena y purifica la sangre, tiene un alto contenido en hierro con lo que se recomienda para casos de anemia, es antioxidante y una buena fuente de energía por su contenido en carbohidratos y tiamina.

INGREDIENTES

-1/2 taza de mijo

-1/2 taza de copos de avena finos

-1 remolacha grande cruda rallada

-1 cebolla

-1 huevo ecológico

-200 gr de setas de cardo o champiñones

-1/2 taza de semillas de calabaza

-Orégano

 

 

PASO A PASO

1/Pon a cocer en un cazo la media taza de mijo con una taza de agua y un pellizco de sal. Cuece durante 20 minutos y deja enfríar.

2/Mientras tanto, en una sartén a fuego medio, fríe la cebolla picada en un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando empiece a dorarse, añade las setas picadas y sofríe todo hasta que quede bien doradito.

3/Tritura las semillas de calabaza en un molinillo o un procesador hasta que queden en polvo.

4/En un bol grande ralla la remolacha, te recomiendo que lo hagas con guantes de látex porque mancha muchísimo y si no, vas a acabar con la cocina, tus manos y tu ropa rosas. En ese mismo bol añade el sofrito de cebolla y setas, el mijo, la avena, el polvo de semillas de calabaza, el huevo y sazona con sal, pimienta negra y orégano (también le puede ir bien el tomillo si te gusta). Mezcla bien y reserva tapado con un film en la nevera durante una hora.

5/Pasado este tiempo, forma las albóndigas y hornéalas a 200ºC con calor arriba y abajo hasta que queden doradas.

6/Yo las he acompañado de puré de patata y de una ensalada de brotes de kale y granada.receta-albondigas-de-remolacha-y-setas

receta-albondigas-de-remolacha-y-setas

 

 

 

 

Deja tu comentario