Empanadillas

receta-empanadilla-de-bonito

Si nunca has hecho empanadillas en casa espero que te animes con esta receta. No pueden ser más fáciles de hacer, los ingredientes que necesitas para hacerlas son de fondo de armario y las puedes rellenar con lo que pilles por casa.

Además al hacerlas horneadas se hacen todas de una vez y no manchas nada, así que al contrario de lo que pudiera parecer esta es una receta que requiere muy poco esfuerzo y te dará mucha satisfacción.

Todo un planazo para estas tardes tontas de lluvia en las que no sabe uno que hacer por casa 😉

En la receta podéis ver que la cantidad de harina no es fija y es que, esta es una de esas recetas de toda la vida, en la que se echa “lo que admita” de harina pero que no cunda el pánico, que es tan fácil como añadir hasta que se pueda manipular con las manos sin que se pegue y se pueda formar una bola uniforme.

Esta es una de esas masas a las que no les va bien el amasado, así que en cuanto se forme la bola, la envuelves en film y a la nevera.

Yo tenía ganas de comer las empanadillas clásicas con bonito y tomate así que las he hecho con ese relleno pero las puedes rellenar de lo que más te apetezca: de pollo al curry, de pisto, de queso, dulces con manzana y canela o crema pastelera….También puedes usar otra harina, yo últimamente uso bastante la de espelta integral porque  me parece que queda muy fina pero también te pueden quedar buenas con harina de maíz o harina blanca si te gusta más.

La espelta es una variedad antigua de trigo (tiene gluten) que no ha sido manipulada ni cruzada con otras variedades, lo que la hace más pura y generalmente más digestiva. Contiene más minerales y vitaminas que el trigo común y es especialmente rica en vitaminas del grupo B y E.

INGREDIENTES

Para 12-15 empanadillas pequeñas

-100 ml agua

-100 ml de aceite de oliva virgen extra

-300/400 gramos de harina de espelta integral (la que admita)

-1 buen pellizco de sal

-1 huevo para pintarlas

Para el relleno

-1 lata de bonito en aceite de oliva virgen extra

-Unas cucharadas de salsa de tomate

-1 huevo ecológico cocido

-Unas aceitunas rellenas de anchoa

 

PASO A PASO

1/En un bol grande mezcla el agua, el aceite, la sal y añade harina poco a poco con ayuda de una cucharadita de palo hasta que veas que la masa se separa del bol y puedas cogerla con la mano. En ese punto, deja de remover y forma una bola. Cúbrela con papel film y déjala reposar en la nevera al menos una hora.

2/Prepara el relleno. En mi caso he mezclado el bonito desmigado, con tomate,  un huevo cocido picado en trocitos y unas aceitunas partidas por la mitad.

3/Una vez fría la masa empieza lo divertido. Extiéndela sobre la encimara de la cocina cubierta con harina para evitar que se pegue. tienes que dejarla lo más fina posible, si tienes un rodillo, ayúdate de el y si no, con una botella limpia también te puedes apañar.

Una vez estirada la masa corta unos círculos con un corta pastas o si no tienes con un vaso dado la vuelta. Retira el sobrante y deja los círculos de masa sobre la encimera.

Esta masa se encoge si se amasa mucho así que es mejor que intentes no dejar mucho sobrante para una segunda tanda y que lo hagas todo de una vez aprovechando al máximo la superficie de masa extendida.

4/Pon una cucharadita pequeña de relleno en cada círculo (no te pases que si no luego es mucho más difícil cerrarlas) y sobra cada empanadilla por la mitad formando una media luna.

Pásalas a una fuente de horno forrada con papel de hornear. Aprieta fuerte cada empanadilla para que se sellen los bordes y no se salga el relleno y entonces con ayuda de un tenedor, vete pisando en borde para terminar de sellarlas.

5/Bate un huevo, píntalas con un pincel, haces unos agujeros con el tenedor  y mételas al horno con calor arriba y abajo a 200 grados durante 15-20 minutos o hasta que estén doradas.receta-empanadilla-de-bonito

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario